DATA & AI27 marzo, 20245 min de lectura

3 cambios culturales que debe impulsar un líder de IT en la era de la IA

El hype sobre la inteligencia artificial generativa ha creado tantas expectativas que muchos líderes de negocio quieren implementarla rápidamente en sus organizaciones. Sin embargo, es primordial comprender primero que para tener los mejores resultados es necesaria una transformación mucho más profunda basada en la simplificación, los datos y la ciberseguridad.


Los líderes de negocio tienen un objetivo claro: lograr que sus organizaciones sigan siendo competitivas. Y para ello, muchos creen que es fundamental adoptar cuanto antes la inteligencia artificial generativa.

Si bien esto es cierto, no es suficiente. Para implementar la IA generativa de manera efectiva deben ir mucho más allá, en búsqueda de transformar la mentalidad y la manera de trabajar en todos los niveles de la organización.

Desde Softeng, a partir de la experiencia con nuestros clientes y el knowhow de nuestros expertos, hemos identificado los 3 cambios culturales esenciales que deben priorizar los líderes de IT para estar preparados y ser capaces de aprovechar al máximo el potencial de la IA para que sus organizaciones sigan siendo competitivas.

Cultura de la simplificación

La innovación digital avanza a pasos acelerados, y hoy en día es más importante que nunca tener la agilidad necesaria para no quedarse atrás. Sin embargo, en muchas empresas existe una complejidad omnipresente en todos sus niveles, desde sus procesos y estructura organizativa hasta en las herramientas y soluciones que utilizan a diario. Y la complejidad es antónimo de la competitividad.

Por ello, los líderes de negocio tienen el desafío de promover una cultura de la simplificación que les permita a sus organizaciones ser más ágiles, eficientes e innovadoras.

En IT, este cambio cultural empieza por los cimientos tecnológicos, es decir, la infraestructura.

El primer reto que tienen los líderes tecnológicos es continuar migrando su infraestructura hacia la nube, que, además, es un pilar esencial para adoptar y aprovechar al máximo la inteligencia artificial.

Aún hay algunas empresas que no han migrado por completo su infraestructura a la nube por diversos motivos. Para quienes se encuentran en esta situación, lo inteligente es continuar con una transición híbrida que les permita tener el equilibrio que necesitan para adoptar la innovación, manteniendo las operaciones críticas on-premise mientras trasladan gradualmente cargas de trabajo a la nube, según necesidades y prioridades.

No obstante, en la nube también se puede generar esa complejidad que nos impida avanzar, generada habitualmente en entornos multicloud fragmentados que cuentan con soluciones de distintos proveedores desconectadas entre sí.

Por ello, muchos líderes de IT ya están apostando por simplificar sus entornos cloud eligiendo un único proveedor con soluciones integradas, como Microsoft, que les permite modernizar, proteger y gobernar su infraestructura, apps y datos en la nube, aprovechando al máximo todo el potencial de la nube y la inteligencia artificial desde un solo lugar.

Cultura de los datos

Hoy en día tomar decisiones sin tener en cuenta los datos es como salir a navegar confiando sólo en la experiencia y la dirección del viento. Sí puede hacerse, pero tiene sus limitaciones y puede llevar a cometer errores extremadamente costosos.

Las organizaciones data-driven son aquellas que obtienen valor de sus datos para tomar decisiones más rápidas y justificadas, mejorar la eficiencia operativa, identificar oportunidades de mercado y acelerar la innovación. Además, los datos son de vital importancia en la era de la IA.

Sin embargo, para aprovechar al máximo los datos es esencial que estén ordenados y sean accesibles para todos dentro de la organización. Desde IT, la estrategia más efectiva es subir los datos a la nube y utilizar plataformas, como Microsoft Fabric, que facilitan ordenar, transformar y tomar decisiones a través de los datos.

Cultura de la ciberseguridad

En un contexto donde el incremento de ataques de ransomware no para de crecer, junto a otros ciberataques cada vez más sofisticados y peligrosos potenciados por IA, los líderes de negocio deben promover una cultura de concienciación sobre la importancia de la ciberseguridad.

En los niveles más altos, esto hará que tomen conciencia sobre la importancia de invertir en las soluciones de ciberseguridad adecuadas antes de que sea demasiado tarde, como un ciberSOC moderno potenciado por IA capaz de detectar y responder ante incidentes más rápido, mejorar la precisión y minimizar los efectos de los posibles ciberataques.

En el resto de la organización, muchas veces el factor humano es el eslabón más débil en la ciberseguridad. Puedes tener todas las medidas de seguridad implementadas, pero un simple click de una de las personas de tu empresa en un email malicioso podría ser caótico. Por ello, es esencial que cada miembro conozca los ciberataques más comunes, adopte prácticas seguras en el uso de la tecnología y reconozca que la seguridad es responsabilidad de todos.


En Softeng, acompañamos a las empresas con ambición para acelerar su digitalización, obtener el máximo partido de sus datos y proteger sus activos de negocio, para que sean capaces de aprovechar todo el potencial de la inteligencia artificial generativa.

¿Avanzamos juntos?